profesores_primariaprofesores_esoprofesores_bachillerprofesores_universidadprofesores_ingles 

Clases con Profesores Particulares en toda la Comunidad de Madrid                              Navarra | Valencia/Alicante
Sólo Profesores Particulares
91 517 80 91

¡Más de 4000 alumnos satisfechos!


profesor-particular1

"El profesor que me enviaron ayudó decididamente a mi hijo Javier, de 14 años. Lo aprobó todo y desde entonces no ha vuelto a tener problemas con las notas. Ha recuperado la confianza en sí mismo. Estoy muy agradecida, tanto al profesor como a Auler."  - Ainhoa V. -

profesor-particular2

"Me presentaron a un profesor de Inglés realmente bueno. En cuatro meses avancé lo que no había conseguido avanzar en año y medio con la academia. Y encima no me tenía que desplazar."  - Ramón H. -

profesor-particular3

"Con mi profesor, Pablo, aprobé las dos asignaturas que me quedaron, y saqué un 7,3 en selectividad, ¡en un verano! No me lo podía creer. Con todo lo que sufrí durante el curso."  - Adriana G. -

 

Garantía de Satisfacción
SI NO TE GUSTA EL PROFESOR, ¡no pagas!
Solicita tu presupuesto ahora



Diez consejos para conseguir mejorar la memoria

memoria, aprendizaje, formación, apoyo para estudiolne.es.- La vida moderna imprime un desgaste extra para el cerebro. Un factor tan cotidiano hoy en día como el estrés, por ejemplo, repercute negativamente en el proceso de producción de neuronas. En el mismo sentido incide la depresión, considerada la enfermedad del siglo XXI, que además no es sino una consecuencia de unas condiciones de vida crecientemente agresivas para nuestra salud cerebral.

Sin embargo, y pese a que a nuestro alrededor proliferan los consejos sobre la manera de alcanzar una vida más saludable, muchas veces olvidan los cuidados de nuestra capacidad cognitiva. A diario recibimos mensajes que nos recuerdan la forma en que debemos reducir el colesterol o prevenir problemas cardiovasculares, pero muy pocos hacen referencia a algo tan fundamental como la salud de la mente.

En cualquier caso, si lo que queremos es cuidar específicamente nuestra memoria podremos seguir una serie de pautas y hábitos:

1. Hacer pasatiempos. Numerosos estudios han demostrado que los pasatiempos y los juegos estimulan nuestra mente. Los crucigramas, sudokus o jeroglíficos favorecen las habilidades matemáticas, lógicas y de lenguaje, y con ello, nuestra capacidad de memoria. Igualmente funcionarían los retos de tipo 'brain training'.

2. Cambiar de hábitos. Un ejercicio saludable consiste en imponerse pequeños retos cotidianos que impliquen cambios. Así, por ejemplo, podríamos realizar tareas de forma diferente a la habitual, como usar la mano izquierda en rutinas en las que habitualmente utilizamos la derecha. Igualmente, siempre es positivo viajar, porque nos expone a entornos nuevos, ante los que tenemos que responder de forma diferente a la del día a día. Esto estimulará nuestro cerebro y favorecerá nuestra capacidad de memorización.

3. Ejercicio físico. Los beneficios del ejercicios físico en el cerebro y, por tanto, en la memoria, están suficientemente probados. Al hacer deporte enviamos más oxígeno al cerebro, lo que mejora su capacidad para funcionar de forma óptima.

4. Alimentación. Comer bien es fundamental. La dieta debe ser equilibrada, pero, por ejemplo, inciden favorablemente en la memoria alimentos con ácidos grasos Omega-3 –salmón, frutos secos y aceite de oliva–, alimentos integrales –arroz, pasta o cereales, que contienen ácido fólico y vitamina B6–, los arándanos¬, o, según algunos estudios, el café, el té verde o el chocolate. Junto a esto hay que tener claro que es mejor evitar el consumo de alcohol, tabaco y, por supuesto, otro tipo de drogas. La excepción sería el vino tinto, beneficioso consumido con moderación por sus propiedades antioxidantes.

5. Descansar. Nuestro cerebro no descansa cuando dormimos, pero es fundamental que nuestro cuerpo sí lo haga de forma suficiente. Durante ese tiempo, nuestra mente se encargará de generar los sueños, que facilitan la recuperación de tejido cerebral. Es el momento de desfragmentar la información diaria y eliminar aquello que no sea necesario.

6. Leer. La lectura, de mayor o menor complejidad, no es sólo un placer intelectual y una necesidad para saciar nuestra curiosidad de conocimiento. Leer ayuda a ampliar el vocabulario y fomenta la imaginación, por ejemplo, lo que reforzará nuestra memoria.

7. Estudiar. Ampliar los retos intelectuales, como en el caso del desafío de enfrentarse al estudio de un idioma fortalecerá nuestra capacidad cognitiva.

8. Escuchar música. En ocasiones olvidamos que cosas tan sencillas como escuchar música pueden estimular de forma muy positiva nuestras neuronas, especialmente en el caso de la música clásica, según han demostrado algunos estudios.

9. Evitar el estrés. El estrés es uno de los principales enemigos de nuestro cerebro. Por eso, evitarlo en la mediad de los posible y aprender a controlarlo forman parte del decálogo de cualquier guía para mejorar la salud cerebral y la memoria.

10. Practicar ejercicios de memorización. Tomarse un tiempo para recordar cosas simples, como la lista de la compra, los teléfonos, lo que hicimos ayer o la semana pasada es una tarea beneficiosa para la memoria. Estos ejercicios pueden complicarse profundizando en los recuerdos.

 
Solicitud de Información

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar